Sábado, 21 de enero de 2006

Novedades PalmBaja el volumen de la música en la Palm

Ya en los 80 con la aparición de los Walkman y luego los Discman, los expertos nos han advertido que los pequeños cascos que llevamos metidos en la oreja para escuchar nuestros reproducores portátiles pueden traer problemas de salud. Con la llegada de la nueva generación de aparatos (iPods, Palms, etc) la historia se repite y, por ello, un grupo de especialistas de la Universidad de Northwestern (EEUU) ha ofrecido unos sencillos consejos para un uso más seguro que evite las pérdidas de oído.

“Estamos viendo en gente joven problemas típicos de adultos”, subraya uno de estos doctores, Dean Garstecki, especialista en Audiología de la mencionada universidad. Parte de la culpa la tienen los auriculares de botón, explica, que no sólo se colocan directamente en el pabellón auditivo, sino que incluso pueden aumentar la señal hasta los seis o nueve decibelios.

A diferencia de los viejos modelos de cascos, con almohadilla y sujeción sobre la cabeza, los auriculares más pequeños aíslan menos el ruido exterior y esto provoca una tendencia a subir más y más el volumen. Según Garstecki, se han dado casos de adolescentes que escuchaban música incluso por encima de los 100 decibelios, una cifra equivalente a la de un concierto de rock, “y a esos niveles son suficientes 15 minutos de música para empezar a perder oído”.

Además, insiste en que las nuevas tecnologías, que permiten almacenar infinidad de ficheros y escuchar música durante horas gracias a la duración de las baterías, hacen que los adolescentes pasen horas pegados al iPod, más de lo que permitían los viejos modelos.

La solución está en la regla del llamado ’60% / 60 minutos’, es decir, no escuchar el iPod durante más de una hora al día y hacerlo a un volumen por debajo del 60% del máximo posible. “Si los usuarios bajan de estos niveles y eligen un modelo diferente de auriculares”, aclara, “entonces podrán aumentar el tiempo que pasen escuchando música de una manera segura para ellos”.

Entre los tipos recomendados destacan los antiguos modelos con almohadilla y aquellos capaces de aislar el ruido exterior, “para que el usuario no sienta la necesidad de tener que subir el volumen”. Desafortunadamente, este profesor reconoce que los viejos cascos, los que más se ven, no son precisamente los preferidos de los adolescentes, influidos por la moda.

Quiero comentar al respecto de la recomendación de ’60% / 60 minutos’, que los iPod que se venden en Europa tienen un control automático del volumen máximo, que los vendidos en EEUU no incorporan, debido a la diferente legislación existente sobre el tema en ambas zonas. Aún así, como en todas las cosas, en este tema debemos tener un mínimo de sentido común y no escuchar la música a un volumen excesivo, porque el efecto acumulado de años de este abuso puede ser grave.

si te ha gustado este post.



Sin comentarios sobre “Baja el volumen de la música en la Palm”


Deja un comentario


Etiquetas válidas:<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Akismet ha protegido ya este blog de miles de comentarios fraudulentos. Pero si por error filtra tu comentario por favor avísame mediante el email de contacto de la derecha.