Miércoles, 22 de marzo de 2006

Análisis PalmSolitario Mahjong, un juego con sabor tradicional

El solitario Mahjong, también conocido como solitario Shangai, es un juego de emparejamiento para un jugador, que utiliza las piezas del Mahjong, de la misma manera que los solitarios de cartas utilizan las cartas de la baraja. Por tanto es conveniente no confundir solitario Mahjong con Mahjong. El Mahong es un juego de mesa de origen chino, para cuatro jugadores, que se exportó a partir de 1920 al resto del mundo, y particularmente a Occidente. Está compuesto de 144 fichas, llamadas “tejas”:

  • 36 tejas del palo del Círculos
  • 36 tejas del palo del Bambúes
  • 36 tejas del palo del Números (también llamados a veces “caracteres”)
  • 16 tejas de Vientos (Este, Sur, Oeste y Norte)
  • 12 tejas de Dragones (dragón rojo, dragón blanco y dragón verde)
  • 4 tejas de Flores
  • 4 tejas de Estaciones

Exceptuando las flores y estaciones, que no se repiten, hay cuatro copias de cada ficha.

El Mahjong, no el solitario, es un juego de mesa
El Mahjong (no el solitario) es un juego de mesa

En el solitario Mahjong tradicional, estas 144 piezas se colocan en una disposición de cuatro niveles, con las caras hacia arriba. Una pieza que se puede mover hacia la derecha o la izquierda, sin modificar la posición de las demás, se dice que está expuesta. Las parejas idénticas de fichas expuestas, son las que podemos ir eliminando del tablero. La excepción son las fichas que representan flores o estaciones del año, ya que cualquier pareja de ellas es también válida. Al eliminar parejas, iremos dejando expuestas otras fichas, lo que nos permite nuevos emparejamientos. El objetivo del juego es retirar todas las piezas. El juego termina cuando lo hemos condeguido, o no quedan más parejas expuestas. La configuración tradicional, y más conocida, es la del dragón, pero existen otras configuraciones en las que el juego tiene un nivel de dificultad diferente.

Las piezas colocadas en disposición del
Las piezas colocadas en disposición del “dragón”

La estrategia a seguir consiste en intentar no eliminar al principio todas las parejas obvias, sino tratar de que con cada pareja que eliminemos, otras piezas queden expuestas. Si no lo hacemos así, seguramente perderemos la partida prematuramente, al dejar piezas fundamentales tapadas por otras. Otros consejos para finalizar el solitario con éxito son los siguientes:

  • Debemos tener en cuenta que al haber cuatro piezas iguales de cada tipo, al eliminar una pareja queda otra pareja por encontrar, por lo que habrá que elegir adecuadamente.
  • Teniendo en cuenta lo anterior, si las cuatro piezas de un tipo están disponibles, deberemos eliminarlas cuanto antes para exponer todas las demás piezas posibles.
  • Con el tiempo cogeremos la destreza suficiente como para planear muchos movimientos a continuación del actual, y así elegir la opción que más nos convenga.
  • No debemos fiarnos demasiado de la sugerencia que nos dé el ordenador, ya que ésta será la primera que encontró, no la más útil.
  • Antes de ponernos a eliminar parejas, es mejor fijarse en qué piezas es más necesario llegar a exponer, para continuar después el juego.
  • En el caso de tener expuestas tres piezas de un tipo, hay que elegir bien que pareja eliminar: aquella que a continuación deje más piezas expuestas (y más importantes).
  • Como regla general, deberemos concentrarnos en eliminar las parejas que dejen más piezas expuestas.

El solitario Mahjong se cree descendiente de un juego llamado “La tortuga” que existe en China desde hace siglos. La primera versión para ordenador de este solitario data de 1981 y fue programada para el sistema PLATO. La versión que hizo a este juego famoso fue el juego Shangai, de Activision, lanzada en 1986 para Macintosh. A partir de ahí hubo muchas versiones: MS-DOS, Windows, OS/2, Linux, Macintosh… y por supuesto PalmOS.

De entre todos los juegos de solitario Mahjong que existen para PalmOS, os recomiendo los dos que son gratuitos, ya que tienen una gran calidad:

  • Freejong me ha parecido muy completo y lleno de detalles. Cuando comenzamos un juego nuevo, podemos elegir entre quince disposiciones diferentes de las piezas. Incluye las opciones necesarias como deshacer y rehacer, darnos una pista, buscar una pareja, o remezclar las piezas (para que cuando quedemos sin movimientos posibles podamos continuar). Gráficamente es correcto, con soporte de alta resolución y posibilidad de cambiar la imagen de fondo. Además si arrastramos el stylus por la pantalla, irá enseñándonos una ampliación del dibujo de la ficha sobre la que pasemos, para así ver las que estan parcialmente tapadas.
  • Freejong se ve muy bien a 320x320
    Freejong se ve muy bien a 320×320

  • Takoshi por su parte ha quedado un poco anticuado. Sólo soporta baja resolución, y en mi E2 no se ven las piezas. Sin embargo, añade un nuevo modo de juego, el shisen-sho, en el cual no se pueden eliminar parejas que no puedan unirse por como mínimo tres líneas. Para entender mejor lo que quiere decir, podemos leer la documentación que acompaña al juego.

En definitiva, un solitario bastante entretenido, que personalmente conocía hace tiempo, pero nunca me había decidido a probar. Sin embargo, una vez que se aprenden las reglas, sorprende lo adictivo que es. Os animo a que lo probéis.

si te ha gustado este post.



7 comentarios sobre “Solitario Mahjong, un juego con sabor tradicional”


Deja un comentario


Etiquetas válidas:<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Akismet ha protegido ya este blog de miles de comentarios fraudulentos. Pero si por error filtra tu comentario por favor avísame mediante el email de contacto de la derecha.