Martes, 4 de abril de 2006

GeneralPor qué las torres de telefonía móvil son mucho menos peligrosas que los terminales

Esta mañana leyendo las noticias en la Palm me he encontrado en Genciencia con los resultados del enésimo estudio sobre la relación del uso intensivo del teléfono móvil y el riesgo de padecer un cáncer. Los datos que presenta el estudio no parecen ser muy concluyentes, pero me ha gustado mucho la explicación que Esteban Viso da sobre por qué las torretas de telefonía móvil (estaciones base) son muchísimo menos peligrosas para la población que los propios terminales (los teléfonos), y por eso he decidido compartirla aquí:

Una estación base de telefonía móvil
Una estación base de telefonía móvil

Las torretas de comunicaciones utilizan antenas muy directivas, esto es, antenas que radian en direcciones muy específicas, en ningún caso en dirección al suelo, directamente. Estas antenas directivas siguen una filosofía opuesta a, por ejemplo, las antenas que hacen posible la difusión de radio o televisión, que intentan que la señal se transmita en el mayor rango de direcciones posible. El interés de las antenas de radioenlace, y el de las antenas de telefonía móvil, es “conectarse” con otra antena, de forma que haya cobertura en la mayor cantidad posible de terreno.

Alguno pensará ¿cómo es que entonces llega la señal al móvil? Pues bien, o bien por reflexión en los edificios, o bien llega una porción de la señal que tiene una fracción pequeña de la potencia que viaja en horizontal (es decir, que la mayor cantidad de potencia se envía hacia la antena repetidora siguiente). También llega de forma directa, pero para esto es necesario estar a una distancia tan grande de la antena que la potencia directa que nos llega es ridícula (esto es pura geometría). La electrónica de los móviles hace posible recuperar de las señales recibidas de ínfima potencia la información necesaria para recuperar la voz de nuestro interlocutor. La potencia real de la antena que nos llega es una fracción pequeñísima, asi que el problema está en los terminales que se pegan a nuestro cráneo. Por muy pequeña que sea la potencia utilizada, está tan cerca que sus efectos serán posiblemente mayores que los de las torretas. De ahi a que sean causa de cáncer, si los estudios lo dicen habrá que comprobarlo. Lástima que haga falta esperar a que termine el largo plazo.

Diagrama de radiación extremadamente directivo
Diagrama de radiación extremadamente directivo

Para los que quieran saber más acerca de la peligrosidad o no de las estaciones base, en esta página encontrarán una muy buena lista de preguntas frecuentes explicadas. He aquí una muestra:

¿Existen pruebas de riesgos para la salud asociados con vivir o trabajar cerca de antenas de estaciones base de telefonía móvil?

No. Las estaciones base operan a muy baja potencia, en comparación con otras fuentes de radiación; por lo tanto, los campos electromagnéticos que emiten son muy débiles. Las estaciones base emiten a un máximo de 300 vatios. Esa potencia es menor que la de un televisor y la mitad que la de una lavadora. De todas formas, la potencia de salida del equipo de radio típico es de unos 20 vatios. Todos los comités científicos de referencia en esta materia están de acuerdo en excluir cualquier riesgo para la salud a tan baja potencia. En las áreas cercanas a estaciones base, los niveles de campo están muy por debajo de los valores límites establecidos por el ICNIRP. De acuerdo con las investigaciones científicas actuales, los límites establecidos garantizan la protección frente a campos electromagnéticos.

¿Es seguro vivir en el último piso de un edificio que tiene una antena de estación base de telefonía móvil?

Sí. Las emisiones radioeléctricas de las antenas de telefonía móvil no se dirigen ni hacia arriba, ni hacia abajo, ni hacia atrás, sólo hacia delante y perdiendo su intensidad en muy pocos metros.

Además la azotea o tejado es una barrera natural y absorbe gran parte de la energía de radiofrecuencia. Normalmente, la azotea reduce la señal en un factor de 5 a 10 (o más en el caso de cemento armado o techos metálicos).

Las mediciones reales que se hacen en apartamentos y pasillos situados en el último piso confirman que la densidad de potencia está muy por debajo de los límites marcados por todas las normas de seguridad sobre radiofrecuencias.

Recomiendo la lectura completa de esta página, para que cuando en los medios generalistas hablen sobre el tema, no hagan de la opinión pública su juguete debido al desconocimiento sobre el tema.

si te ha gustado este post.



22 comentarios sobre “Por qué las torres de telefonía móvil son mucho menos peligrosas que los terminales”


Deja un comentario


Etiquetas válidas:<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Akismet ha protegido ya este blog de miles de comentarios fraudulentos. Pero si por error filtra tu comentario por favor avísame mediante el email de contacto de la derecha.