Viernes, 10 de noviembre de 2006

Análisis PalmTimbiriche, el juego de los cuadraditos, para Palm

Seguro que a más de uno este juego le trae recuerdos de su época de colegial, perdiendo el tiempo con el compañero jugando al clásico “juego de los cuadraditos”, dot and boxes para los ingleses o Timbiriche como se le llama en México. Para los que no lo conozcan, consiste simplemente en coger una hoja cuadriculada (porque si no hay que dibujar una cuadrícula a mano y es más pesado, aunque todo depende de lo aburrida que sea la clase), y delimitar un cuadrado. A continuación cada jugador va marcando por orden líneas dentro de dicho cuadrado, de longitud el lado de un cuadradito de la cuadrícula. Cuando un jugador marca el último de los cuatro lados de uno de ellos, rellena dicho cuadradito con su color y marca otra línea. El jugador que más rellene con su color, gana. Existe una versión online para probarlo tanto en cuadrícula de 3×3 como de 4×4.

Ejemplo de una partida al Timbiriche
Ejemplo de una partida al Timbiriche

Al principio es muy sencillo pero, según se van marcando todas las líneas, es difícil encontrar una libre que, al marcarla, no deje un movimiento al jugador siguiente que le permita cerrar uno… o muchos, ya que otra de las gracias del juego es que, según nos acercamos al final de la partida, los cuadraditos al cerrarse pueden dejar al de al lado listo para completarse también, lo que provoca las temidas jugadas en cadena que pueden dar la victoria directa a uno de los jugadores.

Pero conozcamos la estrategia del juego:

  • Los principiantes más o menos realizan sus movimientos de manera aleatoria hasta que casi todas las líneas están marcadas, dejando los cuadraditos en cadena, listos para rellenar en una sóla jugada del oponente. Por otro lado, cuando el otro jugador les deja lista para rellenar una serie de casillas, se afanan en hacerlo, sin pensar en que después tendrán que marcar una línea, quizás dejando servidos más cuadraditos al otro jugador, y perdiendo la partida.
  • Un jugador experto, en previsión de esta situación, marcará todas las casillas disponibles para rellenar de un tirón, menos las dos últimas. Así obliga al otro jugador a rellenar estas dos casillas, y luego marcar la línea que en principio le tocaba al primer jugador, cambiando así el curso de la partida. En un juego entre expertos, la partida se convierte en una batalla por el control, en la que cada uno intenta forzar al otro a rellenar la primera cadena larga.

Situación inicial y jugadas mala y buena
Situación inicial y jugadas mala y buena

Desde el punto de vista de de la teoría de juegos combinacionales, el Timbiriche está muy cercano a ser un juego completamente imparcial, y muchas posiciones pueden ser analizadas utilizando la teoría Sprague-Grundy. Para los interesados por las matemáticas que hay detrás de este juego, existen análisis como los realizado por David Wilson, Elwyn Berlekamp e Ilan Vardy.

Si queremos volver a nuestros años mozos jugando una partida con un amigo o contra la Palm, o simplemente perder el tiempo en el trabajo igual que lo hacíamos en el colegio, pero con un equipo más “profesional”, disponemos de la versión de Timbiriche para PalmOS, que además es libre y gratuita. Sus principales características son:

  • Uno a cuatro jugadores.
  • Dos niveles de dificultad para jugar contra la máquina.
  • En español, portugués e inglés.
  • Compatible con pantallas monocromáticas, en grises y a color.
  • Requiere como mínimo de la versión 3.5 del sistema operativo Palm.

Jugando al Timbiriche en la Palm Jugando a los cuadraditos a dos jugadores
Jugando al Timbiriche en la Palm

Para los ratos en que nuestra Palm está cargando la batería, también podemos jugar online o en nuestro PC.

Como curiosidad, comentar que este juego no se limita a cuadrados, también se puede jugar en triángulos e incluso hexágonos. Existe también el juego dual, con monedas y cadenas, donde se parte de que todas las monedas (vértices) están unidas con cadenas (bordes) y los jugadores tienen que ir retirando una a una las cadenas. Cuando una moneda queda sin cadenas conectadas, el jugador la recoge. Gana aquel que tenga más monedas al final de la partida. Incluso se ha inventado una nueva versión combinándolo con el ajedrez. Y quizás la manera más geek de jugar a este juego (y muchos otros por cierto) sea por email en este servidor.

si te ha gustado este post.



27 comentarios sobre “Timbiriche, el juego de los cuadraditos, para Palm”


Deja un comentario


Etiquetas válidas:<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Akismet ha protegido ya este blog de miles de comentarios fraudulentos. Pero si por error filtra tu comentario por favor avísame mediante el email de contacto de la derecha.