Lunes, 26 de febrero de 2007

Análisis PalmIshido, el juego de las piedras de colores

Los juegos tradicionales de origen oriental como el Go o el Mahjongg son una buena manera de ejercitar nuestro cerebro en los ratos libres. Ambos se pueden jugar en nuestra Palm, como vimos en el blog de AlucardX en el caso del Go, y en este mismo blog en el caso del solitario Mahjongg. Un juego que también merece la pena probar es el Ishido. Sin embargo, que su apariencia no nos engañe: al igual que ocurría con el solitario Mahjongg, aunque se juega en un tablero donde se colocan runas, y está rodeado de un halo de misticismo, no es ningún juego milenario, sino que fue inventado por Michael Feinberg y desarrollado por Ian Gilmann y Michael Sandige en el año 1989, para Macintosh. Un año después apareció la versión para PC.

La versión original de Ishido, para Mac
La versión original de Ishido, para Mac

Ishido es un juego de mesa en el que el objetivo es colocar en un tablero una serie de piedras, casándolas según su color y decoración. Se puede jugar como un solitario, por dos jugadores, por un jugador contra la máquina, o incluso hacer a la máquina jugar contra sí misma. Hay un total de 72 piedras, que resultan de combinar seis diseños con seis colores, por lo que hay dos piedras de cada tipo.

Al comienzo del juego hay seis piedras en el tablero: cuatro en las esquinas y dos en el centro, colocadas diagonalmente. Tendrán diferentes colores y diseños, pero por lo demás serán aleatorias. El resto de las piedras irán apareciendo de una en una en una esquina, y el objetivo es llegar a colocarlas todas en el tablero, cumpliendo las siguientes reglas:

  • Sólo se puede colocar una piedra al lado de otra, además las diagonales no cuentan.
  • Piedras próximas deben casar por color o por diseño.
  • Si colocamos una piedra próxima a otras dos, ha de casar como mínimo con una por color y con otra por diseño.

Existen dos maneras de jugar a este juego, la “antigua” y la moderna:

  • En la antigua cada piedra que coloquemos puntúa uno. Las que coloquemos entre otras cuatro puntuarán extra. El jugador que coloque todas las piedras gana, si ninguno lo logra ganará en que mayor número de veces haya logrado colocar una piedra entre otras cuatro. Si simplemente queremos colocar todas las piedras, lo más lógico es asignar filas a los diseños, y columnas a los colores.
  • En la moderna, el objetivo es lograr la mayor puntuación. Cuantas más piedras casen al colocar una nueva, mayor puntuación lograremos: uno, dos, cuatro u ocho puntos según case con una, dos, tres o cuatro piedras del tablero. Además, si logramos casar con cuatro piedras, los movimientos posteriores de la partida puntuarán el doble a partir de ese momento, y si logramos más veces casar con cuatro piedras, el efecto será acumulativo. Finalmente, al terminar la partida una bonificación extra será concedida en función de las piedras que queden aún por colocar en el tablero, siendo la mayor la correspondiente al caso de colocar todas las piedras.

La estrategia del juego es lógicamente lograr llenar el tablero a la vez que conseguimos el mayor número de jugadas casando con cuatro piedras. En el modo de juego antiguo es prioritario limpiar el tablero, mientras que en el moderno es más importante generar estas puntuaciones especiales.

Palm Ishido tiene una apariencia muy cuidada
Palm Ishido tiene una apariencia muy cuidada

Existen versiones de este juego para una gran variedad de plataformas. Por supuesto, hay una versión de Ishido para nuestra Palm. Es libre y gratuita, e incluye varios diseños en la decoración de las piedras y los tableros, y efectos sonoros de gran calidad. Todos estos elementos se instalan opcionalmente, ya que requieren bastante espacio de almacenamiento.

Alchemy, de Astraware, añade nuevas reglas
Alchemy, de Astraware, añade nuevas reglas

Existe una variante de este juego programada por Astraware, el famoso Alchemy. Añade novedades, como piezas que pueden eliminar las adyacentes del tablero, otras que son “comodines” y pueden colocarse al lado de cualquier otra, y la posibilidad de descartar hasta dos piezas cada vez que no sabemos donde ponerlas (aunque deberemos poner otras dos piezas en el tablero a continuación para tener otra vez esta posibilidad).

En definitiva, un entretenido juego con sabor tradicional Japonés pero sin serlo, aunque no por ello deje de ser igualmente muy entretenido.

si te ha gustado este post.



3 comentarios sobre “Ishido, el juego de las piedras de colores”


Deja un comentario


Etiquetas válidas:<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Akismet ha protegido ya este blog de miles de comentarios fraudulentos. Pero si por error filtra tu comentario por favor avísame mediante el email de contacto de la derecha.